Completamente normales se mantuvieron los precios de los productos mayoristas y minoristas en la vega central de Antofagasta durante el estado de excepción constitucional de emergencia en la ciudad.

A pesar de algunos comentarios, denuncias y fotografías que circularon en las redes sociales que denunciaban alzas en los precios, las propias autoridades regionales pudieron constatar que las tarifas de los distintos productos se mantuvieron en sus índices habituales.

Esta situación también fue verificada por este medio de comunicación, descartándose de esta forma la información entregada con anterioridad sobre supuesta especulación en las tarifas de los productos durante el estado de emergencia.

En el mencionado artículo, se presentó una boleta enviada por un comerciante, en la cual se indicaba un alza en el valor del arriendo por parte de la Sociedad Comercial Vega Central a los locatarios, acusando que ello habría desencadenado un supuesto incremento en los precios de los productos.

Sin embargo, esta interpretación resultó ser completamente falsa, por cuanto la regulación de estos arriendos por parte de la Sociedad Comercial Vega Central estaba programada desde mucho antes, el día 30 de julio, no teniendo por lo tanto ninguna relación con la situación de estado de emergencia y el toque de queda, como se dio a conocer erróneamente en la oportunidad. Esta última además no es la encargada de vender productos, labor que corresponde a los comerciantes que arriendan los locales.

De esta manera, podemos confirmar que los precios en el recinto ubicado en Avenida Iquique con sus más de 200 locales que generan empleo a más de 400 personas se mantienen tan bajos y convenientes como siempre, con una variada oferta para surtir de productos frescos y naturales de primera calidad a todos los vecinos de Antofagasta.