La región de Antofagasta registró el miércoles la jornada con mayor cantidad de casos confirmados en un día, con 15 nuevos casos confirmados por las autoridades durante su reporte a los medios de comunicación regionales de este jueves.

Se trata de una cifra que duplica la tendencia de jornadas anteriores, donde no se superaban los 8 casos confirmados al día (incluso existiendo jornadas con un solo caso detectado).

De los 15 casos confirmados 10 corresponden a Antofagasta, 3 a Calama y 2 a Mejillones.

De esta forma, los casos confirmados hasta la fecha de corte del informe, 21:00 horas del miércoles 8 de abril, son 92 en toda la región, 69 de ellos en Antofagasta, 12 en Calama, 2 en Tocopilla, 4 en Mejillones, 4 en San Pedro de Atacama y 1 en Taltal.

Seremi de Salud: «Abril será un mes difícil»

Al respecto, consultada por Diario Antofagasta respecto a si este aumento es puntual o se espera que la tendencia de la curva se mantenga, la Seremi de Salud, Rossana Díaz, señaló que se espera que continúe el incremento de casos registrados por día, debido a lo cual resulta necesario que se cumplan las medidas de protección.

«Abril será curva alta, vamos a tener incrementos de casos, por lo que se está dando el comportamiento esperado. Abril va a ser un mes dificil para todos, hay que quedarse en la casa«, señaló la autoridad regional de salud.

«El virus no se mueve por si solo, si nos quedamos en la casa no nos llega«, complementó.

Cabe destacar que en la región de Antofagasta se han realizado ingentes llamados por parte de Alcaldes y otros integrantes de la sociedad civil a que aumenten las medidas de control, sanitización y también de cuarentena, por cuanto a pesar de los llamados de las autoridades a que las personas permanezcan en sus hogares por su propia voluntad, muchos no cumplen con ello, mientras que otros que desean cumplir, no pueden hacerlo por tener que concurrir a sus lugares de trabajo ya sea por decisión de sus empleadores o por depender de los ingresos diarios en el caso de los trabajadores independientes y los informales.

Especial preocupación causa también la situación de las faenas mineras en la región, que siguen funcionando con elevado número de trabajadores, muchos de ellos llegando desde otros puntos del país, pudiendo ser un foco que afecte a todos los ciudadanos de la región.