El emblemático perro de las protestas sociales denominado «El Vaquita», que se ha hecho famoso por acompañar cada marcha en la ciudad, se sigue recuperando de la cirugía a la que tuvo que ser sometido, debido a las diversas heridas que le provocaron el impacto de perdigones durante la represión policial desatada por el Gobierno de Sebastián Piñera.

Fuente imagen: PET Municipalidad de Antofagasta.

El can alcanzó notoriedad pública luego que un reportaje de El Diario de Antofagasta contara su historia destacando su particular conducta, acompañando todas y cada una de las marchas en la ciudad, como también enfrentándose a las fuerzas policiales. Méritos que lo llevaron a ganar la votación como «El mejor personaje del año 2019» donde ganó ampliamente a destacadas figuras locales.

Sin embargo, en toda la ciudad cundió la preocupación por su salud luego que se fueran acumulando en su cuerpo las «marcas de guerra» tras el enfrentamiento con las fuerzas policiales.

La más grave de sus heridas fue un perdigón de gran tamaño que se encontraba alojado profundamente en la cara posterior del muslo. Producto de este elemento extraño las heridas de «Vaquita» no cicatrizaban, por lo que se tuvo que realizar cirugía para extraerlo.

El perdigón que estaba alojado en el muslo de «Vaquita» comparado con una moneda.

Para alegría de sus seguidores, de acuerdo al PET, la cirugía de “El Vaquita» fue un éxito y se encuentra en recuperación para poder volver a las protestas, su lugar favorito.

Frente a las campañas que surgen en toda la ciudad para recolectar ayuda, PET de la Municipalidad de Antofagasta, recalcó a través de un comunicado que el can tiene dos tutoras. Se trata de la Señora Luz Echanez y Pony Leslie.

Tutora legal, Srita Luz Echanez, junto a «El Vaquita» con un cuello isabelino.

«Vaquita» aún necesita implementos para su completa recuperación, tales como; Toallas viejas, un collar isabelino Nº40 y un arnés, por lo cual aquellas personas que deseen aportar para la recuperación del «perro revolucionario» pueden hacerlo directamente con las tutoras o en el PET.

Quienes quieran y puedan ayudar a «Vaquita», pueden dirigirse a sus tutoras legales u ponerte en contacto con PET, de la Municipalidad de Antofagasta.