Diferentes comentarios, críticas y burlas ha recibido en las redes sociales el balance que hizo el Intendente de Antofagasta, Edgar Blanco, de las jornadas de movilizaciones del lunes en la capital regional.

Blanco, quien asumió tras la renuncia de su predecesor en plena crisis, hizo un análisis poniendo el foco exclusivamente en hechos de violencia y minimizando la multitudinaria marcha de carácter pacífico que repletó la Plaza Sotomayor y fue liderada por mujeres tal como informó este medio.

Blanco afirmó que fueron solamente 500 personas las que se concentraron en el lugar, hecho desmentible a simple vista, afirmando además que la concentración terminó en actos vandálicos, refiriéndose de esa forma a la intervención artística que tapó un monumento a la dictadura militar existente en la ciudad y también en Sernameg.